Chrysanthemum cinerariaefolium (Trev.) Bocc.
Flia. Compuestas - Nombre popular: Piretro.
El máximo rinde y la duración de un cultivo perenne depende, en gran parte, de su manejo.
   
EXOTICAS
AUTOCTONAS
POSCOSECHA
 ORGANICO 
B.P.A. y B.P.M.
  DOÑA DOLORES  
  PRINCIPAL  
  HERBOCIENCIA  

 PIRETRO

Nombre científico: Chrysanthemum cinerariaefolium (Trev.) Bocc. = Pyrethrum cinerariaefolium (Trev.) Vis. y otras especies del mismo género; vgr.: Ch. coccineum Willd. = Ch. roseum Adam.; Ch. mashallii Ascher, estos últimos denominados comercialmente Piretro de Persia o del Cáucaso.

Otros nombres populares: Piretro de Dalmacia, pelitre. Alemán, Bertramblüthen; francés, fleurs de pyrèthe; inglés, pyrethrum.

Lugar de origen: costa Dálmata.

Descripción

Es una planta perenne que alcanza una altura media de 0,30 - 0,45 m con tendencia a la formación de matas, con raíz fusiforme y tallo simple, delgado.

Hojas simples, pinnatilobadas, pubescentes en el envés. Flores reunidas en capítulos solitarios, insertos en el extremo de largos pedúnculos. Los capítulos se asemejan a los de las "margaritas" de jardín, siendo las flores centrales de color amarillo, hermafroditas, y las de la periferia blancas y femeninas.

Sus semillas son aquenios alargados, generalmente rectos o levemente curvos, de relativa dureza.

Parte útil

Los capítulos florales que se emplean para la fabricación de insecticidas por contener "piretrina", sustancia tóxica para los insectos pero inocua para los animales de sangre caliente.

Dos compuestos tóxicos para animales de sangre fria, llamados Piretrina I y Piretrina II, ésteres de un mismo alcohol-cetona, la Piretrelona; ambos constituyen los principios insecticidas activos; resinas, aceite volátil, etc.

Todas las especies de piretro mencionadas aquí se hallan monografiadas en la 6ta. edición de la Farmacopea Nacional Argentina.

Suelo y Clima

No es un cultivo exigente respecto a la calidad de suelo, aunque prospera mejor en los provistos de calcáreo o en los sílico-calcáreos. El subsuelo debe ser permeable porque el exceso de humedad resulta perjudicial al crear condiciones que favorecen el desarrollo de enfermedades que afectan sus raíces.

La condiciones que le son favorables son aquellas donde haya elevada luminosidad en climas templados o cálidos, relativamente secos y con riego disponible. Puede realizarse el cultivo en condiciones de secano cuando las precipitaciones alcancen los 900 mm anuales, pero, por lo general, no se logra un producto de alta calidad. Esta especie resiste bien las bajas temperaturas.


 CULTIVO

Preparación del suelo

Almacigos: pueden realizarse bajo o sobre nivel, según zonas. Convendrá que sea de una anchura máxima de 1,00 a 1,20 m para facilitar su manejo y del largo necesario a la superficie del cultivo definitivo. Puede ser conveniente el agregado de un abono orgánico bien compostado.

Plantación definitiva: Brindar las aradas y pasadas de rastra necesarias para dejar la tierra suficientemente desmenuzada y mullida.

Siembra en almácigos

La mejor época para la siembra es en otoño, pero también puede ser conveniente realizarla en primavera.

Los almácigos deben prepararse con la debida anticipación calculando las plantas que serán necesarias para la plantación y el replante. Una base para la estimación es que una hectárea de cultivo requieren, término medio, un almácigo de 100 m2.

Por metro cuadrado de almácigo se suelen necesitar 4 gr de semilla de una poder germinativo (PG) del 20% (lo cual no es una valor para esta especie). Valores en PG menores o mayores requerirán de los ajustes correspondientes. Dado el pequeño tamaño de la semilla convendrá mezclar la simiente con arena u otro material que contribuya a una buena distribución.

Algunas recomendaciones para el almácigo son las siguientes:

Plantación

El transpalnte se hace en otoño o primavera directamente al lugar definitivo, sin hacer repicado. Previamente se habrá regado abundantemente el almácigo para facilitar el desarraigue.

A ese momento el terreno de plantación deberá habérsele dado las aradas y rastreadas necesarias, según tipo de suelo, antecesor, etc.

El transplante deberá realizarse con posterioridad a una lluvia y, cuando las plántulas a transplantar hayan alcanzado una altura de 10 a 15 cm.

La distancia de plantación puede ser de 70 cm entre líneas y 30 a 40 cm entre plantas de la línea, aunque esta distancia puede variarse de acuerdo a la maquinaria disponible en el establecimiento. Una densidad de alrededor de 50.000 plantas por hectárea podría ser adecuado.

Inmediatamente después del transplante se realizará un riego liviano, continuándose con esa tarea todo el tiempo necesario.

Del cultivo convendrá seleccionar plantas madres para obtener semillas oportunamente o, para subdividirlas y reproducirlas clonalmente. Este es otro método de multiplicación.

Labores

Almácigos: Riegos suaves para mantener el suelo ligeramente húmedo. Mantener el almácigo libre de malezas. Efectuar raleos si el almácigo se muestra muy denso.

Plantación: Mantener el terreno libre de malezas. Regar en caso necesario. Reponer las plantas perdidas. Aporques si son necesarios. Siega por encima del cuello para favorecer el rebrote.

 COSECHA

Flores

En primavera, generalmente octubre o noviembre, a partir de la floración plena. La maduración ocurre en forma escalonada y se prolonga hasta mediados a fines del verano. Término medio el mejor momento es cuando el capítulo floral está totalmente abierto o, al menos, dos tercios de las flores del centro lo están.

Es importante realizar la cosecha en el momento de desarrollo indicado pues el rendimiento en piretrinas es mayor en ese momento. La calidad del producto es medida por dicho contenido en componente activo y el precio también.

Se recolectan las flores cortándolas por su base, lo que en cultivos pequeños puede realizarse a mano o con peines metálicos u otros elementos de corte. En cultivos extensos el corte debe mecanizarse. El material cosechado debe conservarse bien ventilado para evitar fermentación.

Semilla

Para la obtención de semilla, los capítulos deben alcanzar su madurez fisiológica; éste se manifiesta por el color marrón pardo del disco y la marchitez de los pétalos de las flores liguladas de la periferia.

Una vez retirados los capítulos se los deja secar totalmente para después proceder a su trilla.

 POSCOSECHA

Las flores recién cosechadas contienen alrededor del 70% de agua que debe ser reducida, término medio, a un 10%.

El desecado puede ser natural dejando las flores al sol en capas finas durante el día y, trasladándolas bajo cubierta durante la noche, hasta que hayan alcanzado la humedad necesaria para su conservación. El secado puede durar unos 4 o 5 días, pero dependerá de las condiciones de temperatura y humedad reinantes. No es conveniente el secado totalmente al sol pues produce pérdida de principios activos. Es conveniente contar con bastidores que faciliten el manipuleo de las flores durante su desecación. (Ver Métodos de Secado).

También puede realizarse secado mecánico, cuidando que la temperatura no sobrepase los 50 C.

Rendimiento

  • Primer Año: 150-200 kg/ha de flores secas.
  • Segundo a cuarto: 400 a 500 kg/ha de flores secas.
  • Restantes: Decreciendo.

El contenido promedio de piretrinas en una flor de calidad ronda el 1%.

 USOS

  • Utilizado contra plagas de la agricultura e insectos domésticos, como: mosquitos, chinches, pulgas, cucarachas, etc.
  • Su acción es por contacto y se lo aplica en forma de polvo o líquido, sólo o en mezclas con sustancias sinergizantes de su acción.
  • En forma de espirales actúa repeliendo los mosquitos debido a los gases de su combustión.
  • Utilizado también como vermicida.
  • Producto de uso permitido en la producción orgánica.

 VER TAMBIÉN

  • Mejoramiento genético y análisis de principio activo en programa de implantación del piretro en Córdoba - por. C. A. Darré, A. A. Rodríguez y O. Madoery.


  •    
    Google

    Realizado con el programa Situs 2004